Líquidos Penetrantes

El método de ensayo por líquidos penetrantes es un tipo de ensayo no destructivo (END) cuya finalidad es encontrar discontinuidades en materiales sólidos. Este tipo de ensayo está indicado para discontinuidades en un estado abierto a la superficie.

El método está basado en aplicar un líquido sobre la superficie de la pieza a examinar con la idea que penetre en las discontinuidades que terminará aflorando gracias al efecto capilar. Cuando se realiza la limpieza del exceso de líquido en la superficie, se aprecia el líquido que ha penetrado en las discontinuidades.Para este proceso se usa un agente llamado revelador, que es encargado de facilitar el “revelado” de las zonas donde se tienen discontinuidades.

Este tipo de ensayo se utiliza frecuentemente en la inspección de metales no ferromagnéticos, como el aluminio, cobres, bronces, latones, aceros inoxidables, etc. Aunque también puede utilizarse en metales ferromágneticos como aceros al carbono, en estos casos solemos preferir el empleo del método de ensayo por partículas magnéticas.

Si la comparamos con otras técnicas END vemos que es más sencilla de realizar y que no  requiere del uso de equipos especialmente complicados.

Líquidos Penetrantes

Procedimiento del ensayo con líquidos penetrantes

La puesta en práctica de este método conlleva la realización secuencial de una serie de pasos:

Limpieza previa y preparación de la superficie a examinar

Es fundamental limpiar la superficie de posibles elementos contaminantes como aceites, pinturas, barnices, restos ácidos, óxidos, etc. que pudiesen interferir en la penetración del líquido o pudiesen producir falsas indicaciones. 

La técnica empleada para la limpieza dependerá del contaminante a eliminar. Algunas de las técnicas de limpieza habitualmente utilizadas son limpieza con detergentes, con limpiadores alcalinos, con disolvente, con vapor desengrasante, por ultrasonidos, con decapantes, ataque ácido, etc.

Una vez realizada la limpieza es fundamental eliminar los restos de los productos empleados para la misma, mientras que el secado se realizará mediante hornos de secado, chorros de aire caliente o dejando la superficie secar a temperatura ambiente.

La aplicación del líquido penetrante

Una vez la superficie está preparada se aplica el líquido penetrante. En función del tamaño y el tipo de pieza a inspeccionar, la aplicación del líquido se realizará usando uno de los siguientes métodos:

  • Aplicación por inmersión de la pieza. 
  • Aplicación mediante pulverización con aerosoles. 
  • Pulverización con pistola de aire comprimido. 
  • Aplicación con brocha.
  • Vertiendo el líquido directamente.

Existen diferente tipos de líquidos penetrantes en función del contraste con la superficie, encontrándonos líquidos penetrantes coloreados (normalmente rojos), fluorescentes (deben ser vistos con luz negra o ultravioleta) y mezcla de ambos.

Una vez se cubra en su totalidad la pieza se obtendrá una uniforme y fina capa sobre la superficie.

Retirada del exceso de líquido penetrante

Esta eliminación del exceso de líquido penetrante se realizará en función del material utilizado en el ensayo. Nos encontramos con tres escenarios: los líquidos penetrantes lavables con agua o autoemulsiobables, los postemulsionables en los que se aplica un emulsionante para su eliminación y los que son eliminables con disolventes.

Uso del revelador

Gracias al uso del revelador se hará visible la discontinuidad. Al ser de un color diferente al penetrante sirve de contrase para la detección de defectos en la superficie. Los diferentes tipos de reveladores son los de polvo seco, como el talco o el yeso, los reveladores acuosos y los no acuosos.

Inspección e interpretación

Una vez realizados los pasos anteriores se realizan las interpretaciones. Es importante realizar el método correctamente para que no aparezcan falsas indicaciones, especialmente por fallas en el proceso de eliminación del exceso del líquido penetrante.

Ventajas del uso del ensayo por líquidos penetrantes

Las principales ventajas que proporciona el uso de este tipo de método no destructivo son los siguientes:

  • Permite el ensayo no destructivo en toda la superficie de la pieza.
  • Se adapta a cualquier tamaño o forma de pieza.
  • No necesita de dispositivos complejos para su realización.
  • Es sencillo de realizar.
  • Se puede aplicar en una gran cantidad de materiales (exceptuando los porosos).
  • Se realiza tanto de forma manual, como automatizada.
  • Los resultados son sencillos de interpretar.

CONTACTE CON NOSOTROS

SOLICITE PRESUPUESTO